La maniquí no sabe que es libertina

podría ser el trasunto de otro epigrama: el arte no sabe lo que es el arte, y de nuevo y hasta en el título de esta exposición Lupe Godoy sigue jugando al escondite. Averiguar lo que Lupe Godoy está contando se convierte en la clave de lectura para el espectador. De eso ha hablado siempre el collage porque es un material subversivo, porque no deja de ser manipulación, guiño, intertexto … copy & paste.

Entonces, lo que el espectador observa ya no es un producto artístico terminado y empaquetado para su consumo, sino claves abiertas, intertextualidades en las que tendrá que echar mano de su propio bagaje conceptual y estético, de sus propios criterios de consumo cultural o ideológico, para adentrarse en los guiños simbólicos de estos collages y, apartando la paja del grano, tratar de descubrir qué procesos de manipulación ha seguido Lupe Godoy en esta representación sobre sí misma, en este showroom de su visión íntima sobre el mundo exterior que la rodea.

Katalog ansehen (PDF 7,1 MB)

zurück